El Jardín Botánico de Sóller, nuevo miembro Med-O-Med

Damos la bienvenida a nuestra Red de Jardines Botánicos Med-O-Med al Jardí Botánic de Sóller, situado en la parte noroccidental de la isla de Mallorca, en las Islas Baleares. Se trata del mayor portador de datos, experiencia y colecciones de diversidad biológica de la flora del archipiélago mediterráneo.

El primer núcleo del jardín nace el año 1985, ante la necesidad de conservar las especies vegetales más amenazadas, debido al desarrollo turístico producido a partir de los años 70 y el cambio de usos en todo el territorio de las Islas Baleares, especialmente en el litoral, circunstancia que puso en peligro, no solo las especies singulares, sino también sus hábitats.

En los años posteriores a su fundación se ejecutan las primeras áreas de conservación, y no será sino hasta el año 1992 cuando se abra al público, inaugurándose la primera parte del jardín, el Área Baleárica.

Con una superficie total de aproximadamente una hectárea, el jardín está configurado en dos partes bien definidas, Flora silvestre y Etnobotánica. Las áreas de Flora silvestre, están formadas por las colecciones de flora balear, flora de otras islas mediterráneas y flora canaria. Las áreas de Etnobotánica, plantas relacionadas con el ser humano, están formadas por las colecciones de flora ornamental de clima mediterráneo, las plantas medicinales y aromáticas, y los cultivares, variedades de frutales y hortalizas tradicionales de las Baleares.

En el jardín hay, en este momento, más de 1000 especies silvestres diferentes, que forman un total de unas 5.650 plantas.

Casi con toda seguridad, el de Sóller es el Jardín Botánico del mundo con más endemismos por metro cuadrado.

En el área baleárica se pueden encontrar 128 endemismos, en la canaria, 110, y en las áreas de las otras islas mediterráneas, cerca de 200 más.

Casi con toda seguridad, es el Jardín Botánico del mundo con más endemismos por metro cuadrado. En las áreas de cultivares, existen unos 250 frutales con las diferentes variedades tradicionales, además de las hortalizas de temporada.

Biodiversidad vegetal en las Islas Baleares

El Jardín Botánico de Sóller juega una importante función en la conservación de la biodiversidad vegetal de las Islas Baleares. Su principal objetivo es el mantenimiento de la viabilidad de sus poblaciones naturales. Para ello se aplican técnicas de conservación in situ, es decir, se trabaja directamente en sus ecosistemas y hábitats naturales. El jardín botánico interviene en el manejo de las diferentes poblaciones naturales de especies que se encuentran en peligro de extinción, con el objetivo de que se lleguen a mantener por sí solas en su ecosistema.

El primer núcleo del jardín nace el año 1985, ante la necesidad de conservar las especies vegetales más amenazadas.

Por otra parte, los trabajos de conservación llevados a cabo ex situ constituyen la herramienta más importante para la conservación de la biodiversidad, formando parte integrada de la estrategia general de conservación. Para ello, el Jardín Botánico de Sóller cuenta con cuatro áreas a destacar: las colecciones de planta viva, el banco de semillas, el herbario y las colecciones iconográficas y bibliográficas.

Esta estrategia de conservación integrada coordina las técnicas in situ-ex situ, y resulta especialmente interesante para la puesta en funcionamiento de los Planes de Conservación de las especies amenazadas de Baleares.

Siguiendo las directrices de esta metodología, en el Jardín Botánico de Sóller se han llevado a cabo diferentes planes de conservación de varias especies baleáricas amenazadas. Todas ellas forman parte de una lista de taxones cuyas poblaciones están consideradas en peligro de extinción según el Libro Rojo de les Especies Vasculares de las Islas Baleares.

La estrategia de conservación integrada del botánico de Sóller coordina las técnicas in situ-ex situ, y resulta especialmente interesante para la puesta en funcionamiento de los Planes de Conservación de las especies amenazadas de Baleares.

El Jardín de Sóller, además, organiza talleres y cursos relacionados con el conocimiento de la botánica y la conservación de la flora y del medio.

Esperamos que la incorporación de este nuevo jardín botánico a la plataforma Med-O-Med, integrada por 23 países de Oriente Medio y el Mediterráneo, sea fructífera y nos permita compartir experiencias, desarrollar acciones conjuntas e impulsar proyectos en el futuro.

This post is available in: English Español