Soplos de aire fresco desde la Escuela Med-O-Med

Traemos noticias frescas de la escuela de jardinería Bouregreg Med-O-Med. Frescas y húmedas, porque la lluvia no ha cesado de caer durante este otoño y este invierno, para bien de los ecosistemas y de los espacios verdes. La escuela de jardinería de Salé, Marruecos, es un proyecto de formación profesional con fines sociales y medioambientales, creado por la Fundación de Cultura Islámica (FUNCI) en colaboración con la Agence d’Aménagement de la Vallée du Bouregreg (AAVB).

Con el retraso propio de la crisis provocada por el coronavirus, las inscripciones de los nuevos aprendices de CAP (Capacitación Profesional) comenzaron a finales del 2020, y la incorporación de los muchachos se ha producido a principios de febrero de 2021. De modo que, por vez primera, tenemos alrededor de 90 jóvenes aprendices de los tres cursos que integran la formación en jardinería: CAP, Especialización y Cualificación; el máximo grado. Así pues, este año, hacia el verano, tendremos lista la primera promoción, lo que ya de por sí es una buena noticia. Como los propios alumnos dicen ¡ya está al completo “la familia Med-O-Med”!

En una pequeña ceremonia familiar, con colaboradores y amigos de la escuela, se hizo entrega, el día 29 de enero, de los diplomas de los estudiantes de CAP y Especialización.

Las clases de recuperación para los jóvenes, tras el cierre de la escuela durante el confinamiento del pasado curso, se han producido de forma intensa durante estos meses, aunque escalonada, con distanciamiento y turnos. “Corona” obliga.

En una pequeña ceremonia familiar, con colaboradores y amigos de la escuela, se hizo entrega, el día 29 de enero, de los diplomas de los estudiantes de primero y segundo curso. Organizado al aire libre, el acto fue una explosión de júbilo y alegría, en una época en que estos no están de más.

También se han incorporado a principios del 2021 varios formadores nuevos, así como un jardinero especializado. Se trata de tres marroquíes: Las jóvenes formadoras son Safa Elallaoui y Jihane E. Kadiri. El jardinero se llama Mohammed El Kaabi. Un buen aporte de savia nueva para la escuela, con la que además hemos conseguido la paridad: tres formadoras y tres formadores. Tres marroquíes y tres españoles que se encargan de la formación de los primeros.

Durante este curso, en diciembre pasado, recibimos una visita ilustre y beneficiosa, la del Ministro de Educación Nacional y de la Formación Profesional, el Sr. Said Amzazi. Esto nos ha permitido avanzar en la adaptación del programa formativo basado en la experiencia española, al programa marroquí, estableciéndolo en tres años.

Hemos conseguido la paridad: tres formadoras y tres formadores. Tres marroquíes y tres españoles que se encargan de la formación de los primeros.

Otra de las notables novedades de la escuela, en la que, como suele decir el equipo que la integra, pasan muchas cosas al cabo del día, es la construcción y puesta en marcha del umbráculo de producción vegetal, y de la propia producción. Las lluvias, a veces extremadamente intensas, y la COVID-19, no han impedido el avance y las buenas prácticas en este sentido y, a Dios gracias, el virus no ha tenido incidencia en nuestro establecimiento. Que el trabajo práctico, y hasta las clases teóricas y las reuniones de trabajo, se hagan en el exterior (hay que recordar que le terreno de la escuela se extiende sobre ocho hectáreas), facilita las cosas en este sentido y nos da una gran libertad.

Proyectos premiados

Hace ya un año que realizamos las plantaciones del parque y el jardín, en las que intervinieron los propios aprendices, y la vegetación empieza a estar en su apogeo. El excelente proyecto paisajista, concebido por Mikel García de Eulate y el estudio SOIL, arquitectura del paisaje, ha sido seleccionado en la “Bienal Internacional del Paisaje, Barcelona”.  Otra noticia que nos llena de orgullo por el reconocimiento hacia el proyecto.

Ya anteriormente, en enero de 2019 el diseño arquitectónico del estudio MYAA quedó finalista en otra convocatoria internacional, en la categoría de proyectos educativos: el Word Architecture Festival.

También tenemos que anunciar que ha abierto el restaurante “Azafrán”, lo cual significa no solamente una mayor cantidad de visitas, y por lo tanto de vida para la escuela, sino un aporte económico para la misma.

También tenemos que anunciar que ha abierto el restaurante “Azafrán”, lo cual significa no solamente una mayor cantidad de visitas, y por lo tanto de vida para la escuela, sino un aporte económico para la misma, como actividad generadora de ingresos para su funcionamiento. “Azafrán” es un espacio espléndido, con su gran terraza con vistas al parque, no solamente para el buen comer mediterráneo y estacional, con algunos platos marroquíes tradicionales, sino también para el encuentro al aire libre, en un entorno seguro y plácido. El área de juegos para los críos, y las mesitas a su altura, crean durante los fines de semana un ambiente festivo y familiar. “Family fiendly”, lo llaman ahora.

Acaba igualmente de abrir la tienda. Otro de los atractivos para el público. La boutique “Végétal Concept” ocupa un espacio curvo y luminoso, acorde con la estética natural y contemporánea del edificio. En la tienda, se venden flores y ramos de diseño concebidos por “Végétal Concept”, y también productos artesanales de la escuela, macetas y floreros de toda clase y productos cosméticos bio y de calidad, a los que se irán sumando alimentos de los productores locales. La idea es que la boutique sea, además, la que venda las plantas que en unos meses produzca la escuela.

El excelente proyecto de paisajismo, concebido por Mikel García de Eulate y el estudio “SOIL, arquitectura del paisaje”, ha sido seleccionado en la importante “Bienal Internacional del Paisaje, Barcelona”.

Pero regresando a nuestros aprendices, que son lo fundamental de este proyecto, diremos que, además del trabajo práctico de mantenimiento de los espacios verdes de la escuela: desbrozado, siega, eliminación de malas hierbas, abonados, detección de plagas y aplicación de productos fitosanitarios, etc. -todo ello desde una perspectiva exclusivamente ecológica-, vienen haciendo de forma regular prácticas en el exterior, y en especial de poda. También ha comenzado, en concreto para los de Cualificación, o tercer curso, la formación en producción y en otra de las especializaciones: la floristería, esta última de manos de la experta formadora Christelle Meslin.

Otras actividades

Hemos comenzado tímidamente –los tiempos no dan para más- con las actividades de cara al público: talleres de iniciación en jardinería y un mercadillo de navidad al aire libre, que nos permitió una mayor afluencia de visitantes y algunos ingresos para la escuela.

Por otra parte, seguimos avanzando en la firma de convenios y relaciones de colaboración, con instituciones marroquíes e internacionales, así como asociaciones. En este sentido, aparte de nuestros socios y colaboradores habituales, hemos sido gratificados con el apoyo del Círculo Diplomático de Rabat, que ha prestado su apoyo económico a las familias más desfavorecidas de nuestros alumnos durante la crisis sanitaria, así como la Cooperación de la Embajada de Francia en Marruecos, que les dispensa regularmente clases de francés, idioma necesario para su futura inserción laboral.

Por otra parte, seguimos avanzando en la firma de convenios y relaciones de colaboración, con instituciones marroquíes e internacionales, así como asociaciones.

Y así, poco a poco, entre unas cosas y otras, con las dificultades y alegrías que todo proyecto de tamaña envergadura conlleva, avanzamos hacia nuestra meta: la formación de jóvenes generaciones en un oficio tan hermoso como perdido en Marruecos, el de la jardinería, con el propósito de que se integren en el marcado laboral de una forma digna y merecida.

¡Avanzamos!

Agradecimientos

Para finalizar, no queremos dejar de agradecer a las instituciones que nos apoyan y hacen posible este proyecto: AAVB, INDH (Iniciativa Nacional por el Desarrollo Humano), Ministerio marroquí de Educación Nacional y Formación Profesional, Consejo Regional de Rabat, Salé, Kenitra, AECID, Fundación Drosos, Cooperación de la Embajada de Francia en Marruecos,  Alsa, Universidad de Sevilla y Universidad Internacional de Rabat.

Agradecemos de forma especial a nuestras amigas y colaboradoras, que nos acompañan en el día a día con su trabajo voluntario: Aurora Puche y Wafaa El Alami.

Texto y fotografías de Inés Eléxpuru – FUNCI

This post is available in: English Español