Participar en la Asamblea y el Simposio del ICOMOS

Los próximos 12 al 18 de octubre 2019 el ICOMOS (International Council for Monuments and Sites), en colaboración con ICOMOS Marruecos organiza la 19ª Asamblea General Anual (AGA 2019) en la ciudad de Marrakech, Marruecos. En esta ocasión el tema a tratar es el de “Patrimonio rural, paisajes y más”.

Este importante evento consistirá en una serie de reuniones del Consejo de Administración y del Consejo Consultativo de ICOMOS Internacional, un Simposio científico y sesiones plenarias para los miembros de los diferentes comités de ICOMOS, talleres temáticos y conferencias abiertos al público, espacio de exposiciones y excursiones guiadas a diferentes lugares y paisajes culturales de los alrededores de esta notable ciudad-paisaje que es Marrakech.

Con este propósito, el ICOMOS ya ha lanzado su convocatoria para propuestas de talleres, así como otras formas de participación, en la que os animamos a inscribiros.

Paisajes rurales

Los paisajes Rurales así como todo el patrimonio material e inmaterial de las zonas rurales son parte esencial del patrimonio universal de la Humanidad. Se trata de sistemas vivos, dinámicos, de carácter cultural, social y medio ambiental, que abarcan las tierras y aguas de nuestro planeta. Son al mismo tiempo permanentes y están en constante proceso de adaptación. Reflejan los miles de años de interacción del ser humano con el medio natural. Constituyen todo un compendio de saberes tradicionales y autóctonos, muchos de ellos esenciales en la lucha actual por la atenuación del cambio climático.

 Las tradiciones y las prácticas propias del patrimonio rural están ligadas a los lugares físicos, la memoria, la transmisión oral y la vida cotidiana de las comunidades.

El patrimonio rural comprende una gran diversidad de lugares, prácticas y tradiciones centrados en la conservación del hábitat y en la producción de alimentos y de fibras necesarios para la vida humana, y en consonancia con el medio natural y la herencia cultural. Todos ellos presentan diversos sistemas de subsistencia, entre los que se incluye el turismo rural.

Con el paso del tiempo, muchos de estos paisajes rurales (agropecuarios y otros) han sufrido transformaciones con la introducción de nuevas prácticas agrícolas y tecnológicas relacionadas con la producción, el almacenamiento y la distribución de fibras alimentarias y con las nuevas condiciones sociales y económicas. Esto ha producido su transformación, en ocasiones negativa en términos culturales y medioambientales.

El patrimonio rural comprende una gran diversidad de lugares, prácticas y tradiciones centrados en la conservación del hábitat y en la producción de alimentos y de fibras necesarios para la vida humana.

En este sentido, los testimonios arqueológicos del patrimonio son vestigios de usos anteriores, que pueden seguir vigentes en la actualidad, aun habiendo sufrido algunas modificaciones. Las tradiciones y las prácticas propias del patrimonio rural están ligadas a los lugares físicos, la memoria, la transmisión oral y la vida cotidiana de las comunidades.

Zonas protegidas

Algunos de estos paisajes y comunidades rurales están reconocidos como Patrimonio Mundial por la UNESCO, o son zonas protegidas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y otros organismos internacionales para el reconocimiento y la conservación. Aun así, los valores del patrimonio rural son a menudo desconocidos o están menospreciados, lo que acentúa su vulnerabilidad ante los múltiples factores de transformación.

Por ello, en estos momentos de cambios rápidos y convulsivos, y de desafíos ligados a múltiples factores, urge fomentar su reconocimiento, valoración y conservación, como un bien para el planeta y sus habitantes.

La riqueza del patrimonio rural incluye atributos físicos: paisaje rural o acuático, recursos naturales, infraestructuras, biodiversidad, poblamientos, construcción y arquitectura vernácula y redes de transporte y distribución para el comercio. Comprende los conocimientos culturales asociados, las tradiciones, las prácticas, el saber hacer, la ciencia, la memoria oral, las expresiones de identidad local, así como los valores culturales atribuidos a la herencia de las comunidades anteriores.

En estos momentos de cambios rápidos y convulsivos, y de desafíos ligados a múltiples factores, urge fomentar el reconocimiento del patrimonio rural, valoración y conservación, como un bien para el planeta y sus habitantes.

Atributos todos que el crecimiento mundial y el desplazamiento de las poblaciones humanas, el cambio climático y otros graves problemas ponen en grave peligro, dejándolos a merced de la degradación, la pérdida y el abandono de este extraordinario patrimonio.

Presentar las candidaturas

La candidatura para la presentación de talleres relativos a esta cuestión se divide en diferentes temáticas: cultura del patrimonio rural; economía del patrimonio rural; ecología del patrimonio rural; sociedad del patrimonio rural y patrimonio rural marroquí.

Dichos talleres se presentarán bajo distintos formatos, en los que constan el Café de los conocimientos, las Presentaciones con discusión sobre el panel y los Formatos opcionales.

Candidaturas: Patrimonio rural, paisajes y más.

 

This post is available in: English Español