Fez acogió la Cumbre de las Conciencias, sobre el clima

El pasado día 3 de noviembre de 2017 se celebró en Fez la Cumbre de las Conciencias que precede a la COP 22 (Cumbre del Clima), que este año se celebró en la ciudad de Marrakech del 7 al 18 de noviembre.

La FUNCI ha formado parte de este importante encuentro internacional, tanto en su presentación, que se desarrolló el pasado mes de mayo en el Jardin d’Essais de Rabat, con ocasión de la Jornada Mundial de la Biodiversidad, como en su reciente celebración. Organizada por el Consejo Económico, Social y Medio Ambiental de Marruecos, junto con la Rabita Mohammadia de los Ulemas (a través del Centro de Estudios Interreligiosos), se trata de la segunda edición de una cumbre iniciada en París en el 2015 en el marco de la COP21, por iniciativa del ambientalista y filósofo francés Nicolas Hulot.

El objetivo de esta Cumbre de las Conciencias celebrada en la capital espiritual del Reino Alauita en la víspera de la histórica entrada en vigor del acuerdo de París, es el de despertar las conciencias de los líderes espirituales, así como los filósofos, pensadores y líderes de opinión del planeta. Y ello, para que contribuyan, no solamente a sensibilizar a la opinión pública y a las comunidades que dirigen, sino también a mentalizar a los políticos y dignatarios que asistieron a la COP22 sobre la importancia de incluir nociones como la espiritualidad, la ética y la cultura en la elaboración de estudios e informes y en la toma de decisiones.

La Cumbre de Fez hizo suyo el lema del Movimiento Colibrí, del eco agrónomo y humanista franco argelino Pierre Rabhi, “Je fais ma part”, que estuvo durante estos días impartiendo conferencias multitudinarias en Marrakech, Casablanca y Rabat. Hasta Fez se acercaron personalidades del ámbito espiritual provenientes de distintos puntos del Globo. Entre ellos, el Rabino y Ministro del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible de Argentina, Sergio Bergman; Ahmed Abbadi, Secretario General de la Rabita Mohammadia de los Ulemas de Marruecos; Hana Abdallah Isa, Secretario General del Comité Islamo-Cristiano para la salvaguarda de los Santos Lugares Santos de Jerusalén; Sorondo Sánchez, de la Academia de las Ciencias del Vaticano, o aun Susana Andrade, sacerdotisa de candomblé y parlamentaria de Uruguay, así como Jayanti Kirplani, directora del Brahma Kumaris World Spirituality University de Reino Unido.

El objetivo de esta Cumbre de las Conciencias celebrada en la capital espiritual del Reino Alauita en la víspera de la histórica entrada en vigor del acuerdo de París, es el de despertar las conciencias de los líderes espirituales, así como los filósofos, pensadores y líderes de opinión del planeta.

Todos ellos, entre muchos otros asistentes, ofrecieron una visión general acerca de los problemas que afectan a las comunidades y poblaciones con las que conviven, pero también, respuestas concretas y explicaciones acerca del lugar que las nociones ecologistas ocupan en su cultura y su credo. En general, se abundó en la importancia del entendimiento interreligioso e intercultural para fomentar una conciencia ambientalista en común, así como en la necesidad de adoptar modos de vidas más sobrios y menos consumistas, con el fin de poner freno a la cultura del crecimiento ilimitado.

La Cumbre de Fez hizo suyo el lema del Movimiento Colibrí, del eco agrónomo y humanista franco argelino Pierre Rabhi, “Je fais ma part”, que estuvo durante estos días impartiendo conferencias multitudinarias en Marrakech, Casablanca y Rabat.

Convivencia

En representación de España, y abanderando la Alianza de Civilizaciones, intervino Miguel Ángel Moratinos, quien se refirió al imperativo de vivir en paz en este mundo convulso, definiendo un término, el de la convivencia, que según afirmó no existe en otros idiomas del mundo. Anthony Lecren, Ministro de Ecología y Desarrollo Sostenible de Nueva Caledonia hizo por su parte un llamado a la necesidad de establecer una justicia climática solidaria con los más desfavorecidos, explicando que algunas islas de su país, habitadas por gentes humildes, podrían prácticamente desaparecer bajo los efectos del cambio climático.

La juventud estuvo representada en un taller temático dedicado al relevo generacional en las cuestiones ligadas a la responsabilidad medio ambiental. Entre los intervinientes destacó el Embajador de la Cumbre de las Conciencias, el joven empresario marroquí de 16 años Camil Chaari, que ha puesto en marcha un interesantísimo proyecto de recogida y reciclaje de desechos electrónicos. También, representantes de la asociación ecologista La Naranja Azul.

El encuentro expresó su parte lúdica y ecuménica en una nutrida representación de músicas del mundo, llamado “Polyphonie des Consciences”, en la que despuntaban cantos tibetanos, sefardíes y andalusíes, junto con cantigas cristianas y abundantes cantos sufíes provenientes de Marruecos, Turquía y Pakistán.

Al término del encuentro, Nizar Baraka, Secretario General del Consejo Económico, Social y medio Ambiental de Marruecos, y comisario científico de la COP22, leyó la Declaración de Fez, en guisa de conclusión de las intervenciones y talleres que se desarrollaron a lo largo de toda la jornada. Entre las principales recomendaciones resaltó las siguientes:

  • Tener en cuenta el cambio climático como factor de amenaza para la convivencia y la paz.
  • Reforzar el diálogo interreligioso e intercultural para promover una ética medioambiental común.
  • Crear cátedras en las Universidades en relación a la interreligiosidad y el clima.
  • Hacer converger todas las conciencias, en su gran diversidad, para la elaboración de una plataforma destinada a una conciencia climática universal.
  • Elaborar un Theo-Green-Map como base de datos para las iniciativas religiosas en relación con el clima y el medio ambiente.
  • Adoptar un comportamiento eco responsable en la construcción y la gestión de los lugares de culto y los espacios culturales.
  • Sostener la iniciativa de la UNESCO destinada a preservar, consolidar y valorizar los conocimientos, las prácticas y las expresiones tradicionales locales en relación con la dimensión ecológica.
  • Crear una red mundial de organizaciones y de iniciativas en el ámbito del diálogo interreligioso e intercultural sobre el clima, dirigido por el Consejo Económico y la Rabita Mohammadia de Marruecos.

This post is available in: English Español