Cuando el agua salta y canta

 

El jardín islámico se revitaliza con diversos proyectos internacionales que toman como inspiración el legado andalusí

Jardín árabe o jardín islámico? Es la primera pregunta que surge cuando se evocan aquellos jardines que, surgidos desde el siglo VII hasta el declive del imperio otomano, sugieren sombras juguetonas, arriates de flores olorosas en estudiado desorden, fuentes cantarinas con surtidores y estanques, y pabellones de ensueño. Sin duda alguna, “islámico” es el epíteto adecuado para aplicar al jardín andalusí, el jardín turco o el jardín mogol, herederos directos o indirectos de una tradición, la persa, que poco tiene

Publicado en El Viajero de El País, el 18/06/2011

Texto completo: Cuando el agua salta y canta

Link: Cuando el agua salta y canta

This post is available in: Español