Presentación

 La Fundación de Cultura Islámica (FUNCI), a través de su Programa Med-O-Med, ha firmado un acuerdo para la restauración del jardín histórico del Agdal, en Marrakech, Marruecos, Patrimonio Mundial por la UNESCO. El acuerdo se ha establecido con el Consejo Regional de Marrakech-Tensift-Al Haouz, el INRA (Institut de la Recherche Agronomique) y la Comuna del Mechouar Kasbah, en la que se encuadra el jardín almohade del siglo XII.

El Agdal de Marrakech es sin duda unos de los más importantes jardines islámicos del mundo, el mayor y el único de época almohade, formando un paisaje cultural paradigmático en el sentido que lo entienden la Carta de Florencia de 1982 y la UNESCO. Así, sus aproximadamente 500 hectáreas agrupan tanto elementos naturales como culturales de enorme valor. Entre sus cultivos de cítricos, olivos, granados e higueras, con algunas colecciones antiguas únicas, se encuentran pabellones y miradores de recreo pertenecientes a distintas dinastías, así como grandes balsas y estanques de agua, un complejo sistema de irrigación basado en  canales subterráneos (“khotaras”) y canales superficiales (“sequia”), y todo un entramado de murallas y cerramientos de adobe, todos ellos de época almohade. También alberga unas caballerizas que datan del siglo XIX y varios restos propios de la arqueología industrial como molinos de aceite y azúcar y una almazara.

Proceso

Para la restauración del Agdal de Marrakech, Med-O-Med, desde cuya secretaría se llevará a cabo la coordinación y dirección de los trabajos, está designando un Patronato con los máximos representantes de las Instituciones colaboradoras en el proyecto, así como un Comité Científico formado de expertos internacionales en materia de paisajismo, botánica, agronomía, arquitectura, arqueología y turismo.

Además, y bajo la dirección de Cherif Abderrahman Jah, Presidente de la FUNCI, se ha formado un equipo de trabajo multidisciplinar, mayormente hispano marroquí, coordinado por José Tito y Manuel Casares, botánicos y paisajistas de la Universidad de Granada, encabezado por Carmen Añón, una de las máximas figuras internacionales en Historia del Jardín, y compuesto por Encarna Gutiérrez, Secretaria General de la FUNCI, Imane Thami (Institut de la Recherche Agronomique, INRA, Marruecos), Hamid Triki  (Historiador, Marrakech), Antonio Almagro (Escuela de Estudios Árabes, CSIC), Julio Navarro (LAAC, CSIC), Mónica Luengo (International Council on Monuments and Sites, ICOMOS), María Jesús Viguera (Universidad Complutense de Madrid) y Faisal Cherradi (Especialista en patrimonio, Rabat).

La primera fase del trabajo, ya comenzado, consistirá en obtener la máxima documentación histórica del espacio, así como reunir toda la planimetría existente y producir la necesaria. A continuación, se harán una serie de prospecciones arqueológicas, una estimación del estado de las plantaciones y diversos inventarios, antes de comezar el proyecto y las labores de restauración.

En una segunda fase se realizará un proyecto para el uso y la gestión turística de este inestimable jardín centenario.

Fotografías

Los jardines almohades del Agdal de Marrakech (s.XII) reúnen todo un sistema único de repartición del agua, canales y estanques de gran tamaño, colecciones agronómicas antiguas, pabellones de recreo y varios edificios propios de la arqueología industrial.

Noticias relacionadas

This post is available in: English Español