El gato árabe de las arenas, avistado tras 10 años de desaparición

 

“Parpadea y no lo verás”. El gato de las arenas es un animal tímido y reservado que sólo es visto en el desierto por la noche.

Tras varios meses de espera, un grupo de científicos ha logrado obtener imágenes del gato de las arenas, una especie de la que existen muy pocos estudios y documentos gráficos, según una investigación que han publicado en ‘European Journal of Wildlife Research’.

La última noticia que se tenía de estos felinos databa de 2005, cuando aparecieron en la parte occidental de los Emiratos Árabes Unidos, aunque el hecho no quedó registrado. Diez años después, un investigador de la Agencia de Medio Ambiente de Abu Dabi (EAU), Shakeel Ahmed, decidió buscarlos.

Para lograr su objetivo, Shakeel Ahmed dirigió un colectivo que instaló cámaras con comida para gatos en Baynouna, un área protegida de la zona. De este modo, entre marzo y diciembre de 2015 logró obtener 46 fotografías que mostraban tres ejemplares diferentes, dos hembras y un macho.

Durante esos meses, los investigadores averiguaron que los gatos aparecen principalmente en el periodo entre las 00:00 y las 06:00 y obtuvieron el 39 % de las imágenes cuando había luna llena. Además, los científicos confirmaron la hipótesis de que los gatos prefieren cazar cuando las temperaturas se encuentran entre 11 ºC y 28 ºC.

Especie en peligro

El gato de las arenas es un cazador nocturno perfectamente adaptado al desierto. No necesita beber agua, ya que obtiene todo lo que necesita de sus presas: aves pequeñas, reptiles y mamíferos. Además, los pelos especiales de sus oídos y sus patas lo protegen de la arena. La cabeza es notablemente ancha, algo que lo hace inconfundible con otras especies similares, y las orejas son muy amplias. Esto mejora tanto su audición como la pérdida del exceso de calor a través de ellas. Al contrario que otros felinos, la planta de los pies está cubierta totalmente de pelo con el fin de protegerse de la ardiente arena del desierto.

Este felino es una especie “casi amenazada” como se aprecia en la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y los Emiratos Árabes Unidos consideran que se encuentra en peligro de extinción.

El integrante del Fondo para la Conservación del Sahara, John Newby, destaca que “la investigación en este campo será muy valiosa para elaborar los planes de conservación de los gatos de las arenas” y opina que “los científicos tienen que realizar más pesquisas sobre cómo viven”, con el fin de “crear un área protegida adecuada”.

Natasha Khaleeq

New Scientist, 9 August 2016

Especies: Gato árabe (Felis margarita harrisoni)

Habitat: Desiertos de Arabia, norte de África y Asia Central

Referencia: European Journal of Wildlife Research

This post is available in: English Español